martes, 16 de noviembre de 2010

Mi pensamiento


Mi pensamiento
Largo es el horizonte del pensamiento
En la tierra agreste sin aromas
La distancia se frunce con las huellas de los años
En las noches envueltas de soledad

Se hunde mi pensamiento, en la sombra del día
Que corre descalza en la humedad
De los recuerdos iluminados por el olvido
En mis parpados henchidos de vivir

Escurren las horas en mis labios mojados
De esperar, la caricia del aliento de tu voz
Entibio al viento que llega con mis manos
Ansiosas de estrechar el borde de tu piel

Mi pensamiento envejece en las noches baldías
De la razón extendida en el tiempo
Caminando por calles desconocidas
Se pierde en la oscuridad de la demencia

La realidad acaricia a mi hombro desnudo
De la vida, escucho la risa de la felicidad
Arrollar a mi pensamiento absorto en
La inmensidad de la distancia
Smycke7

2 comentarios:

Blogger María ha dicho...

Observar la realidad con la perspectiva del pensamiento es amargo pues el pensamiento es profundo y la vida a veces no acompaña nuestros sueños, sólo los destruye.
Un abrazo y como siempre, magnífico texto.

17 de noviembre de 2010, 3:00  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Hay pensamientos "amargos"y "amargos" pensamientos todo depende del color del cristal con que se mire.
Un poema exquisito

18 de noviembre de 2010, 4:07  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal

POETAS DEL MUNDO