sábado, 12 de marzo de 2011

Vendedor de ilusiones

Vendedor de ilusiones
Si yo fuese vendiendo algo por los caminos
Vendería lo que a la gente le diera gusto pagar
Una sonrisa prendida en las orejuelas del tiempo
Y gritaría ofreciendo los recuerdos olvidados

Si yo fuese vendedor de sonrisas de ocasión
Le prestaría sin garantía al déspota
Esperando eternamente su retribución
Bastándome la ironía pintada en sus labios

Y si yo fuese acaparador del desconsuelo
Atesoraría mis ganancias en tus lágrimas
Escuchando como tu lamento rompe el silencio
Escondido en mi vanidosa soledad

Especulando en mí puesto de necesidades
Entrego a la vida la alegría olvidada
Por ese niño que acompañaba a su madre
Al mercado de sentimientos


Ahora y siempre seré vendedor de ilusiones
Gritando en los oídos sordos de los días
Recordando a ese niño perdido en la plaza
Al ver sus manitas vacías de mama

Smycke7

1 comentarios:

Blogger María ha dicho...

Lo he leído tres veces porque he encontrado tanta generosidad y ternura que los ojos y el alma me pedían más.
... Gracias...
Un beso.

18 de marzo de 2011, 13:30  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal

POETAS DEL MUNDO